La “independencia energética” mediante combustibles fósiles es la apuesta de Trump

Introducción

Paradojalmente la orden ejecutiva “Independencia Energética” firmada, ayer martes, por Donald Trump insiste en seguir con la dependencia histórica de EE.UU en los combustibles fósiles. La  “guerra contra el carbón” que espera combatir Trump a fin de impulsar el empleo en la industria del carbón desconoce que la demanda global de éste ha caído de manera sostenida y que la automatización de las minas es cada vez mayor y creciente con los años de vida de las mismas. Además, si de empleo se tratase los números indican que el ganador son las energías limpias ya que generan el doble del empleo que los combustibles fósiles. Hacer “América grande otra vez” se requiere poner la mirada en la transición energética hoy en curso y fortalecer por el Plan de Energía Limpia que, además, permite la búsqueda de medidas justas e innovadoras para los trabajadores y comunidades. Sin duda el país más rico del mundo y el emisor más relevante de la historia tiene mucho de decir, de todas manera China y la Unión Europea continuarán con el plan global para la limitar el aumento de la temperatura global.

Twitter

Mensajes Claves

  • Medidas que descuiden la salud de la población, los recursos naturales y fiscales no permiten mejorar la economía. Independiente del deseo de Trump y sus asesores la economía estadounidense no repuntará al disminuir los estándares ambientales ya que significa mayores costos en la limpieza de las aguas, contaminación y pérdida de los suelos y  del servicio gratuito de regulación de los ecosistemas. Asimismo, frenar el Plan de Energía Limpia implica elevados costos en materia de salud pública que pueden ser evitados al abandonar los combustibles fósiles y un freno en la industria nacional de energía limpia que, actualmente, emplea a 3, 3 millones de personas.
  • Si Estados Unidos no está a la altura de los desafíos del cambio del clima global, ignora a quienes hoy sufren sus embates y desconoce las oportunidades de la descarbonización, la propia historia les demostrará el error de ese camino. La eliminación de la moratoria en los permisos para explotaciones de carbón en terrenos federales, la promoción de la explotación de gas y petróleo en territorio federal, la eliminación de los límites al fracking, entre otras medidas, dan cuenta que la administración de Trump no responderá a los desafíos del cambio climático, probablemente no cumplirá con la promesa de EE.UU de reducir las emisiones entre un 26 y un 28% para 2025 con respecto a los niveles de 2005 ni aprovechará las oportunidades en materia de innovación, salud y empleo de la transición energética y la descarbonización. Sin embargo, el resto del mundo aprovechará de que Estados Unidos se ha quedado atrás, en particular China que ya liderando la revolución de la energía limpia.

Recursos

Cobertura de Prensa

Recursos y Materiales

Material audiovisual

Citas relevantes

  • “Sin importar cuáles sean las políticas de otros países sobre el cambio climático, como gran país en desarrollo responsable, China resuelve que los propósitos y medidas para lidiar con el cambio climático (pautados en el Acuerdo de París) no cambiarán”.-  Lu Kang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.
  • “Y con esta medida, su gobierno está tomando acciones directas contra la filosofía de Estados Unidos en cuanto a la protección del medio ambiente. Trump está señalando un cambio en la filosofía ampliamente aceptada de que el dióxido de carbono (CO2) es el enemigo, el principal motor del cambio climático” .- Matt McGrath,  corresponsal de medio ambiente de la BBC.
  • “Además de hablar alto, lo más que Trump puede hacer es retrasar la inevitable transición de EE. UU. a las energías limpias, pero no podrá parar el proceso. El problema, por supuesto, es cuánto daño va a provocar administración al clima, a las comunidades más vulnerables y al medio ambiente. Con esta orden ejecutiva, la Administración Trump pretende dejar a Estados Unidos atrás en la carrera mundial hacia un futuro renovable”.-Annie Leonard, Directora ejecutiva de Greenpeace EE. UU.
  • “El intento de Trump de deshacer las políticas climáticas garantizadas en los reglamentos de la EPA de 2015 será muy cuestionado en los tribunales. Dado el historial reciente de la Administración, eso nos da la esperanza de que este retroceso de las políticas ambientales no se mantendrá y la justicia garantizará que estas leyes sigan protegiendo el medio ambiente y las comunidades vulnerables más afectadas por el cambio climático”.- Jennifer Morgan, directora de Greenpeace Internacional.
  • “Obstaculizar los planes de EEUU para cumplir sus compromisos internacionales tendrá un impacto en los esfuerzos globales contra el cambio climático, pero no definirá el resultado final. Nuestra habilidad para cumplir los objetivos del Acuerdo de París no depende de un solo gobierno. En la COP22, celebrada el año pasado en Marrakech, el presidente francés Hollande dijo que el Acuerdo de París es un proceso ‘irreversible’. Estamos de acuerdo”.- Manuel-Pulgar Vidal, líder del Programa de Clima y Energía de WWF Internacional.

Alertas relacionadas